¿Por qué celebramos el año nuevo?

Más allá de las tradiciones y las costumbres, el año nuevo revela algo de la humanidad. Y es que el ser humano, en su gran mayoría, necesita sentirse que tiene la oportunidad de hacer borrón y cuenta nueva. Un reset de su vida, pero por sobre todo, una nueva oportunidad para soñar.
 
Por eso tienen sentido las listas de propósitos, los deseos, las 12 uvas que nos comemos con las campanadas, la ropa interior roja  (o rosa) el brindis en familia, las miles de cosas y artilugios que nos creamos (o nos creemos) para olvidarlo todo, y volver a empezar.
 
Porque de eso se trata. De creer, de confiar. Los sueños no se cumplen por azar. El azar es sólo un instante en nuestras vidas. El resto es trabajo, decisión, ímpetu, ganas y más trabajo.
 
Pero sobre todo, afecto. El amor y la pasión que le pongamos a lo que sea que creamos que sea bueno para nosotros y para el mundo.
 
Esta noche tendremos la última luna nueva del año que se va. Y lo mejor de todo, desde mi punto de vista, es que la energía de la luna está en capricornio. Mi signo. ¿Qué pasa a nivel energético? Dicen los que saben que esta luna nueva en capricornio es poderosa y mágica, que nos regala la oportunidad de “sembrar” lo que queremos para 2017.
 
¡Aprovechemos la energía de capricornio a través de la luna! Es la oportunidad de establecer metas prácticas y realizables. Es un tiempo para alimentar nuestros sueños y aspiraciones de una manera realista y sobre todo práctica.
 
Pero Capricornio también es el signo que nos permite desarrollar nuestra responsabilidad hacia los demás, para ser útil al mundo, y no sobrar en él. Mírate a tí mismo: ¿crees que sobras? Pues apunta tu talento aquí y ahora, nos haces falta. Te aseguro que hay más abundancia en dar y compartir, que ocultar y guardarse todo para uno, por miedo a… a que???
 
Nuestras ideas del propósito en la vida tienen que evolucionar. No sólo pensar en nuestra felicidad, sino en uno con el cosmos. Somos materias, somos energía, por lo cual, mi vibración te incluye y te afecta. Vibremos positivamente unos con otras, otros con unas.
 
Esta noche es el momento de diseñar una nueva lista de propósitos para el nuevo año. Pensemos en el mundo que queremos, cambiando lo que podemos cambiar: nuestra persona, nuestra alma, nuestro barrio, nuestra comunidad.
 
Haz todos los rituales que tengas que hacer para despedir este año y darle lugar a lo nuevo. Sirven. Nos relajan, incentivan a nuestra mente a pensar. A no pensar. A divagar. Es bueno divagar. ¿Por qué tanto valor al hacer? Ya habrá tiempo para eso. Hoy sólo haz tu ritual y luego cuando todo decante, harás más.
 
¿Y qué es un ritual? Una copa de vino, un café, un baño de inmersión, una ducha fría, un automasaje de pies, una vela con aroma, un libro, cocinar, tirar todo lo que no sirve ni usas de tu ropero, limpiar tu cajón de los “por si acaso”, hacer una llamada sorpresa a esa persona, escribir una carta de puño y letra, contar una nueva historia inventada a tu hijo…
Invéntate un ritual, respira, crea, cree. Comienza de nuevo.
 
Gracias a todos lo que formaron parte de mi 2016.
 
¡Feliz última luna nueva del año!
 
Pronto más historias bonitas para escuchar aquí https://goo.gl/LpJyjJ  en #elcafedelaciudadradio…  nos vemos el año que viene
Anuncios

5 comentarios en “¿Por qué celebramos el año nuevo?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s